Mudo Social – Noticias del Perú
Economía

Cómo la valoración “negativa” de solvencia de EEUU impulsa “desdolarizar aún más” la economía global

El gigante de la calificación crediticia con sede en Nueva York rebajó su perspectiva de la solvencia de EEUU de “estable” a “negativa”, debido al agravamiento de la situación fiscal del país. Sputnik consultó al experto en economía y macroeconomía Sergio Rossi para analizar las consecuencias de la decisión de Moody’s.

La Casa Blanca criticó a Moody’s por su amenaza de rebajar la calificación crediticia de Estados Unidos, y su portavoz de prensa, Karine Jean-Pierre, sugirió que el empeoramiento de las perspectivas era “una consecuencia más del extremismo y la disfunción de los republicanos del Congreso”.
El subsecretario del Tesoro, Wally Adeyemo, también cuestionó la decisión, subrayando que “la economía estadounidense sigue siendo fuerte, y los valores del Tesoro son el principal activo seguro y líquido del mundo”.
“Aunque la declaración de Moody’s mantiene la calificación AAA [la más alta calificación de una compañía, fiable y estable] de Estados Unidos, no estamos de acuerdo con el cambio a una perspectiva negativa”, aseguró.
El subdirector del Tesoro también agregó que la Administración de Biden demostró su compromiso con la sostenibilidad fiscal, incluso a través de la reducción del déficit en más de 1 billón de dólares, incluida en el acuerdo de junio sobre el límite de la deuda, así como en las propuestas presupuestarias de Biden que reducirían el déficit en casi 2,5 billones de dólares durante la próxima década.
La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, que aseguró que Washington podía “permitirse el lujo” de seguir inyectando decenas de miles de millones del dinero de los contribuyentes en los conflictos de Ucrania e Israel, aún no se ha comentado la decisión de Moody’s.
Silicon Valley Bank  - Sputnik Mundo, 1920, 11.11.2023

Economía

Aún existen riesgos de corridas bancarias en Estados Unidos

Moody’s es la última de las tres grandes agencias de crédito internacionales en señalar una posible rebaja de la calificación de EEUU. Standard and Poor’s ya lo hizo en 2011. Fitch rebajó la calificación de Estados Unidos a AA+ (esta calificación es de alta calidad y está por debajo de la calificación AAA) en agosto, argumentando un “deterioro financiero previsto para los próximos tres años”, debido a la marca de 33 billones de dólares en deuda pública. Yellen se mostró “totalmente en desacuerdo” con la decisión, diciendo que se basaba en “datos obsoletos”.

Cómo entender las calificaciones crediticias

Las calificaciones crediticias soberanas tienen por objeto evaluar los riesgos asociados a prestar dinero a un país y también dar señales a los financieros sobre los riesgos potenciales asociados a invertir en un país. Cuanto peor es la calificación, mayor es el riesgo percibido. La calificación más baja posible de Moody’s es C, que indica que el prestatario no cumple algunas o todas sus obligaciones financieras.

La rebaja de las perspectivas se produce en un momento en que Washington se encamina a un nuevo cierre el 17 de noviembre, cuando los republicanos de la Cámara de Representantes presentaron un proyecto de ley para seguir financiando el Gobierno sin nuevos créditos para Ucrania o Israel. La Casa Blanca lo criticó como una propuesta “extrema” y “poco seria”, y Jean-Pierre lo calificó de “receta para más caos republicano“.
Los séqueles israelíes - Sputnik Mundo, 1920, 10.11.2023

Economía

El Banco de Israel reconoce que la guerra con Palestina “está resultando más costosa de lo previsto”

Parece poco probable que el recién elegido presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, dé marcha atrás respecto a Ucrania, después de que su predecesor, Kevin McCarthy, fuera destituido en octubre por acusaciones de proponer “acuerdos paralelos secretos” para conseguir más dinero para Ucrania.

Los funcionarios estadounidenses pretenden pintar “una imagen optimista”

El cambio de perspectiva de Moody’s, combinado con la crisis de los cierres, que parece no tener fin, la inflación, las consecuencias de los conflictos en Ucrania y Oriente Medio, y los crecientes indicios de una inminente recesión en EEUU, son malas noticias para Washington y Occidente en general, afirmó el doctor Sergio Rossi, profesor de macroeconomía y política monetaria en la Universidad de Friburgo (Suiza).

“La situación de las finanzas públicas estadounidenses es bastante preocupante, ya que el Gobierno lleva mucho tiempo acumulando déficits fiscales, y actualmente las perspectivas económicas son muy problemáticas para muchas partes interesadas en este país y en otros países”, declaró Rossi a Sputnik.

El académico no concuerda con las afirmaciones del vicesecretario del Tesoro, Wally Adeyemo, sobre la fortaleza y la liquidez de su deuda, sugiriendo que los comentarios de los funcionarios estadounidenses pretenden pintar “una imagen optimista” de la economía para evitar corridas bancarias y disuadir a los inversores extranjeros de deshacerse de sus activos estadounidenses en una “venta relámpago”.
De acuerdo con Rossi, la afirmación de que los títulos del Tesoro de EEUU son el activo más líquido del mundo es igualmente “un intento de evitar que los tenedores extranjeros de estos títulos, en particular el Banco Popular de China”, vendan estos títulos y detengan la compra de otros bonos del Gobierno de EEUU.

“Esto haría imposible que el Gobierno estadounidense financiara sus déficits fiscales a corto plazo, lo que reduciría la dolarización de la economía mundial y, por tanto, daría lugar a una mayor depreciación del dólar estadounidense en los mercados de divisas, lo que también aumentaría las presiones inflacionistas en la economía de Estados Unidos como consecuencia de los mayores costes de sus bienes importados”, advirtió Rossi.

El signo del dólar de EEUU - Sputnik Mundo, 1920, 07.11.2023

Economía

Los intereses de la deuda de EEUU alcanzan $1 billón anual en medio de un “deterioro constante”

El Gobierno del país tiene dos opciones para solucionar su problema de financiación pública, y ninguna de ellas es agradable para el pueblo estadounidense, lamentó el economista.
Por un lado, la Casa Blanca podría sugerir una reducción del gasto público que una serie de políticos aceptarían, ya que sus propios intereses personales no se ven afectados, sobre todo porque estos recortes del gasto afectarán a la clase baja y media, con lo que los intereses de las potencias fuertes no se verían afectados por estas medidas de austeridad, argumentó el experto.
Por otra parte, el Gobierno estadounidense podría decidir aumentar la presión fiscal, especialmente en cuanto al impuesto sobre la renta o la imposición de los beneficios de las empresas en los sectores, como la alimentación y la energía, en los que estos beneficios han aumentado mucho debido a las actuales tensiones geopolíticas en el mundo, explicó Rossi.
En cuanto a las fechas de la decisión de Moody’s, el profesor predijo que muchos de los 21 miembros de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) podrían “desdolarizar aún más sus economías y transacciones internacionales” y reducir sus tenencias de deuda estadounidense.

“La economía mundial es cada vez más multipolar, y el Gobierno estadounidense intenta evitar su pérdida de poder blando mediante una estrategia cueste lo que cueste que, de hecho, al final proporcionará más perjuicios que beneficios a Estados Unidos”, resumió Rossi.

Related posts

Petroperú alista operación de nueva Refinería Talara y de Lote 192

Maco

Cómo Ecuador se convirtió en el mayor exportador mundial de camarones (y qué papel clave jugó China)

Maco

La UE da la espalda a Elon Musk ante su temor de que los coches chinos lo destronen en el mercado eléctrico

Maco

Leave a Comment