Mudo Social – Noticias del Perú
Economía

La industria de Alemania y Francia están “fuera de servicio” con el sur europeo sosteniendo al sector

La industria de la eurozona está completamente paralizada. La lectura de marzo del PMI, publicada este martes por S&P Global, atisba un presente y un futuro a corto plazo bastante renqueante, ya que cerró en 46,1 puntos, frente a los 45,6 del mes anterior. La línea por debajo de 50 indica contracción. Esta es la peor lectura en tres meses, pero la mejor en casi un año.

Aunque parezca sorprendente, los alumnos poco aventajados de la eurozona son Alemania y Francia, cuyas lecturas hacen ver que, ahora mismo, son los principales lastres de la industria del área de la moneda común. En concreto, el índice galo cerró el mes pasado en 46,2 puntos y el germano está en 41,9.

Así, el sostén de la industria europea está en el sur del Viejo Continente. Concretamente, España e Italia, cuyos índices mejoraron de manera modesta, pero se situaron por encima de los 50 puntos en ambos casos. España acabó en 51,4su nivel más alto en 20 meses, y el país transalpino cerró marzo en 50,4. Pero el caso más sorprendente es el de Grecia, cuyo PMI fue de 56,9 puntos.

En el informe de S&P destacan que, a pesar de la contracción, el sector secundario europeo mostró “nuevos indicios de impulso positivo” a medida que los índices de producción y los nuevos pedidos mantuvieron trayectorias ascendentes. La producción se situó en 47,1 puntos, frente a los 46,6 de febrero, y los pedidos y los plazos de entrega “se acortan notablemente”, cuentan.

Al mismo tiempo, la confianza empresarial aumentó “hasta su nivel más alto en casi un año, pero las expectativas de crecimiento se mantuvieron relativamente débiles”, reza el informe. Todo esto afectó bastante al empleo en las fábricas.

El jefe de Economía de Hamburg Commercial Bank, Cyrus de la Rubia, aseguró en el análisis que todo esto es “un poco desalentador”. El experto contó que normalmente el sector manufacturero de la eurozona “funciona con varios cilindros”, concretamente se refiere a las cuatro grandes economías de la moneda común: Alemania, Francia, Italia y España. “Juntos representan las tres cuartas partes de la industria manufacturera de la zona euro”, apuntó. Pero claro, la situación que estamos viviendo ahora “es inusual”, ya que “dos cilindros, Alemania y Francia, están más o menos fuer de servicio”.

Por otro lado, España e Italia parecen ser las impulsoras de la industria europea, pero claro, De la Rubia es bastante claro: “Hasta ahora esto no es suficiente para que la zona euro en su conjunto vuelva a territorio de crecimiento. Solo se podrá esperar una recuperación económica sostenible una vez que todos los cilindros vuelvan a funcionar”.

Por tanto, el progreso hasta el siguiente nivel “aún no se ha materializado, en gran parte debido a los bajos resultados de las industrias alemana y francesa”. Por tanto, es posible que el sector manufacturero continúe en recesión varios meses y eso lastrará el crecimiento de la eurozona este trimestre, que seguirá también en terreno recesivo.

En el caso concreto de España, en S&P resaltan en su informe que la producción aumentó a su ritmo más fuerte en un año, mientras que los pedidos subieron por segundo mes consecutivo en medio de una demanda externa que da señales de ser bastante firme. Esto llevó a las empresas españolas a reforzar sus volúmenes de compra y a contratar más personal.

“Con respecto al sector manufacturero y considerando el índice PMI, nuestra estimación en tiempo real del PIB calcula una sólida tasa de crecimiento del 1% en el primer trimestre, una cifra con la que la zona euro solo podría soñar”, apunta Cyrus de la Rubia, economista jefe de Hamburg Commercial Bank.

 

anto Francia como Alemania están sumidas en una crisis en todos los niveles y hasta que se recuperen la economía de la eurozona y de la UE seguirán a medio gas. El propio instituto Ifo dijo que la economía germana “está enferma”. En sus previsiones de primavera hicieron una revisión muy a la baja del crecimiento de la locomotora de Europa. Concretamente hasta el 0,1%. El Gobierno federal de Olaf Scholz hizo su revisión también a la baja, pero hasta el 0,2%. El propio ministro de Economía, Robert Habeck, aseguró que las perspectivas son “terriblemente malas”.

Por su parte, Francia tiene varios problemas para resolver en su economía. A nivel fiscal tienen una situación totalmente descontrolada, con un descubierto en sus cuentas de 154.000 millones de euros, lo que supone el 5,5% de su economía. Por su parte, la deuda supera el 110,6% del PIB. La caída de los ingresos públicos y la contracción del gasto fue lo que provocó este desbarajuste contable. La economista jefe de Francia y Suiza de ING Economics, Charlotte Montpellier dijo que Francia “estará entre los países con peor situación presupuestaria de la UE”.

A esto hay que sumar que las previsiones de crecimiento para Francia están recortadas por todos los organismos internacionales, mientras que el Gobierno mantiene la esperanza de llegar a una expansión del PIB del 1,4%. Pero el propio Instituto de Estadística y Estudios Económicos galo (INSEE ) prevé que el crecimiento sea nulo este primer trimestre y que en el segundo cierren en el 0,3%. “Esto llevaría al efecto arrastre al 0,5% a mediados de año”, vaticinó la experta de ING. Por tanto, alcanzar un crecimiento del 1% a final de año implicaría “un crecimiento trimestral promedio del 0,8% en el tercer y cuarto trimestre, lo que parece muy poco probable”.

En líneas generales, los expertos esperan que la situación remonte “en la segunda mitad del año”, aunque todo depende de cómo evolucione la situación geopolítica y de la tensión de las cadenas de suministro. Al mismo tiempo que Alemania consiga reformar sus reglas fiscales para así poder hacer su industria más competitiva.

Related posts

Inca One reporta récord de ventas de US$4.3 millones en febrero

Maco

Crisis bancaria en EU: agobia al mundo el temor de una recesión

Maco

Kurt Burneo niega que haya crisis económica, ¿es cierto esto?

Maco

Leave a Comment