Mudo Social – Noticias del Perú
Internacional

Operación de Irán contra Israel arraigada en lucha por libertad de Palestina

La histórica operación punitiva de Irán contra el régimen de Israel tiene sus raíces en la lucha por la libertad de Palestina.

La víspera del 14 de abril de 2024 y las horas que siguieron hasta la noche quedarán registradas en la historia como verdaderamente trascendentales, porque se vio la República Islámica de Irán lanzando una operación militar directamente desde su suelo contra el régimen colonial del apartheid de Israel.

La operación ‘Verdadera Promesa’, como se la llamó, fue una respuesta natural y legítima al ataque aéreo ilegal del régimen de Tel Aviv contra el consulado iraní en Damasco, capital de Siria, hace dos semanas, que resultó en el asesinato de siete oficiales militares iraníes, incluido un alto comandante del CGRI (Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán)

Los colonos dan testimonio de las tensas horas en que aviones no tripulados de largo alcance y misiles balísticos iraníes sobrevolaban los cielos nocturnos de los territorios ocupados como desconcertantes, impactantes y alarmantes.

Muchos dijeron que pasaron la noche en búnkeres y habitaciones seguras, asustados, ansiosos y sin dormir.

Era una nueva realidad a la que se enfrentaban, haber sido el receptor de un ataque, muy diferente de ser animadores de la masacre de miles de palestinos inocentes en Gaza y de los repetitivos pogromos en la Cisjordania ocupada.

Un columnista de Forward describió la sombría realidad de los efectos de los ataques de represalia de Irán con las siguientes palabras: “El domingo es el comienzo de la semana laboral israelí, pero las escuelas y muchas oficinas estuvieron cerradas durante el día. El típicamente abarrotado tren ligero de esta ciudad cosmopolita estaba escaso y sorprendentemente silencioso, con los pocos pasajeros pegados a sus smartphones buscando respuestas que nadie parecía encontrar”.

Si bien la incertidumbre sobre el resultado del ataque trascendental de Irán ha preocupado a los analistas militares deseosos de encontrar respuestas, ciertamente no pueden ignorar el hecho de que la capacidad de disuasión del régimen se ha visto gravemente comprometida y su tan publicitada destreza de inteligencia ha quedado expuesta como un mito.

El exjefe de la misión militar francesa ante las Naciones Unidas, el general Dominique Trinquand, hizo un comentario importante: “El acontecimiento significativo en este conflicto es que Irán ha golpeado directamente a Israel”.

Aunque la avanzada tecnología de defensa estadounidense intervino en nombre de Israel para interceptar muchos de los drones y misiles, el ataque iraní “tiene un peso significativo”, se apresuró a agregar.

“No se puede subestimar el número de misiles y drones disparados contra Israel desde Irán, Irak, Yemen y El Líbano, con ataques a los altos del Golán”, escribió.

Didier Leroy, investigador de la Real Academia Militar de Bélgica, hizo una observación igualmente importante.

Según él, “Hemos cruzado un umbral cualitativo que cambia la dinámica y reposiciona a Irán en el mapa como un actor militar activo”.

Desde su posición ventajosa como exdirector de la inteligencia militar israelí, Amos Yadlin predijo que el ataque iraní puede conducir a un cambio estratégico en “la guerra en Gaza e incluso a su fin”.

El decreto militar emitido por el gabinete de guerra de Israel para bloquear la información sobre los daños causados por los ataques de Irán ha amordazado a las plataformas de medios locales e internacionales y ha negado el acceso para verificar de forma independiente las afirmaciones de que se habían producido daños “mínimos”.

Esta conducta represiva que censura injustamente el contenido de las noticias ha dado al régimen carta blanca para difundir propaganda disfrazada de “información” pero muy alejada de la verdad y la exactitud.

Un destacado analista iraní, el profesor Seyed Mohamad Marandi, insistió en que los principales objetivos de Irán eran dos bases aéreas del régimen israelí. Y que 20 o más misiles alcanzaron sus objetivos.

“Los otros drones y misiles de generaciones anteriores eran señuelos económicos que agotaron las capacidades de defensa aérea israelí de la mayoría de sus costosos misiles”, señaló.

Los escépticos que puedan argumentar que el ataque de Irán fue un fracaso ignoran o confunden deliberadamente la nueva realidad de disuasión inyectada por la República Islámica.

Desde una perspectiva iraní, el ataque a su consulado en Damasco fue una línea roja que, si no se tomaban represalias, borraría cualquier noción de disuasión, abriendo la puerta a acciones militares israelíes aún más descaradas, que podrían incluir ataques directos contra Irán.

No es de extrañar que el exoficial de inteligencia del Cuerpo de Marines de Estados Unidos, Scott Ritter, describiera el ataque de represalia de Irán como una de las “mayores victorias de este siglo”.

La operación “Verdadera Promesa” pasará a la historia como una de las victorias militares más importantes en la historia del Irán moderno, teniendo en cuenta que la guerra no es más que una extensión de la política por otros medios.

El hecho de que Irán haya establecido una postura de disuasión creíble sin alterar las principales metas y objetivos políticos es la definición misma de victoria, escribió Ritter.

Este punto también lo enfatiza el profesor académico palestino Sami al-Arian. Insiste en que la teoría de la disuasión israelí se ha visto muy socavada.

“La situación estratégica del régimen sionista después del 7 de octubre no es la misma que antes. De manera similar, la situación estratégica regional después del 14 de abril tampoco es la misma”, señaló.

No importa cómo el régimen racista de derecha de Israel, encabezado por el megalómano belicista Benjamín Netanyahu, intente presentar su confinamiento como una “victoria”, los hechos cuestionan esta narrativa.

El prestigio de Irán como principal defensor de la lucha por la libertad de Palestina se ha visto enormemente reforzado. Es una posición que no ha rehuido ni ocultado.

De hecho, parte de la calibración estratégica que se incluyó en su bien coordinado ataque de represalia ha sido garantizar que la difícil situación de Gaza no quede eclipsada ni abandonada.

Como era de esperar, el movimiento de la Resistencia HAMAS, con sede en Gaza, respaldó a Irán y afirmó “el derecho natural” de los países y pueblos de Asia Occidental a defenderse “frente a las agresiones sionistas”.

“La operación militar llevada a cabo por Irán contra la entidad sionista es un derecho natural y una respuesta debida al crimen de atacar el consulado en Damasco”, afirmó.

La lección más importante de la heroica misión de Irán es que luchar por la liberación, defender la soberanía y resistir la ocupación y la opresión es una causa justa.

Related posts

El País: Rusia, a la ofensiva

Maco

Israel presiona a Estados Unidos para que permita una ofensiva sobre Rafah a cambio de evitar un ataque a gran escala sobre Irán

Andres Vanegas

Incendio devora base militar de Israel en el norte de Jerusalén

Maco

Leave a Comment