Mudo Social – Noticias del Perú
Medio Ambiente

¿Podrá el leopardo, el “superviviente definitivo”, superar sus numerosos retos y amenazas?

El estado de los leopardos del mundo inspira esperanza, con algunas de las ocho subespecies estabilizándose o repuntando ligeramente. Pero el grave peligro que corren otras es motivo de alarma, según una nueva evaluación de la principal autoridad científica mundial en materia de extinción global.

Aunque los leopardos son los grandes felinos más resistentes, su población ha disminuido más de un 30% en los últimos 22 años, lo que equivale a tres generaciones. Han desaparecido de franjas enteras de su área de distribución histórica y podrían haberse extinguido en 26 países en los que solían habitar. Estos resultados, publicados el 27 de junio por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), forman parte de una actualización de su Lista Roja de Especies Amenazadas.

La UICN clasifica a los leopardos como “Vulnerables”, categoría que se da a las especies que se enfrentan a un alto riesgo de extinción debido al rápido descenso de su población u otros factores. Pero algunas subespecies se encuentran en estado crítico.

Los leopardos habitan en 62 países de África y Asia, desde la costa atlántica de Senegal hasta Siberia oriental. Estos felinos viven en todos los paisajes imaginables, desde el nivel del mar más de 5000 metros de altitud: bosques, montañas, sabanas, desiertos, selvas e incluso el Parque Nacional Sanjay Gandhi, en el centro de Bombay, una ciudad de 21 millones de habitantes. Es el área de distribución geográfica más amplia de cualquier gran felino.

Estos felinos emblemáticos se enfrentan a amenazas urgentes para su supervivencia, vivan donde vivan. La evaluación señala que su número “se ha reducido drásticamente debido a la continua persecución por el aumento de la población humana”.

Como los leopardos son adaptables y sigilosos, y viven en lugares que la mayoría de los felinos salvajes no frecuentan, es difícil evaluar su situación.

“La gente simplemente asume que están bien, pero la evidencia muestra que en la mayor parte de su área de distribución, no lo están”, dice Andrew Stein, un experto en leopardos que dirigió tanto este análisis como el anterior en 2016.

Este nuevo informe sobre los leopardos refleja una trayectoria mayoritariamente sombría para los grandes felinos de todo el mundo. También son malas noticias para muchos animales con los que conviven. Con pocos depredadores ápice, los cambios se producen en cascada en unos ecosistemas cada vez más desequilibrados.

Pero los científicos insisten en que la conservación informada y selectiva funciona. El leopardo indio es un ejemplo: gracias a una mayor atención, pasó de la categoría de Vulnerable a la de Casi Amenazado.

Esta actualización de la Lista Roja también ha evaluado subespecies concretas. Los resultados son tan diferentes como los lugares que habitan los felinos.

El leopardo indio, casi amenazado, se encuentra relativamente bien, con una población de más de 15 000 ejemplares, gracias a una mayor investigación y una mejor gestión. El leopardo de Sri Lanka es Vulnerable; quedan 777 ejemplares.

Los leopardos africanos también se encuentran en la categoría de Vulnerables y están desapareciendo rápidamente. Sin embargo, no sabemos cuántos individuos maduros o poblaciones reproductoras sanas hay, dice Marine Drouilly, bióloga de felinos salvajes de la organización sin ánimo de lucro Panthera. En algunos lugares, se desconoce si queda alguno.

El leopardo de Java, que pasó de la categoría de En Peligro Crítico a la de En Peligro, sigue estando en grave peligro, pues sólo quedan 319 ejemplares. Como especie insular, tiene poco margen de expansión, por lo que su futuro depende de la gestión. En los últimos cinco años se les ha prestado mucha atención y se han logrado avances gracias a la colaboración entre gobiernos, grupos conservacionistas, científicos especializados en leopardos y comunidades locales, afirma Hariyo (Beebach) Wibisono, miembro del Grupo de Especialistas en Felinos de la UICN.

Cuatro subespecies están En Peligro Crítico, a un paso de la extinción.

La evaluación señala una grave preocupación por el leopardo de Indochina. Stein explicó por qué. Son objeto de una caza furtiva intensa, su hábitat está en gran parte destruido y sobreviven en retazos vacíos de bosque desprovistos de presas en cuatro naciones del Sudeste Asiático. Stein advirtió que “podríamos ver desaparecer muy fácilmente a este felino de aquí a la próxima evaluación. Hace 10 o 15 años eso habría sido impensable”.

El leopardo árabe, la subespecie más pequeña, también está en una situación desesperada: sólo sobreviven entre 70 y 84 felinos maduros. Está extinguido en Arabia Saudí, pero el país invirtió millones en 2019 para recuperarlo. Criar e introducir en la naturaleza felinos criados en cautividad es difícil, pero los recientes éxitos con el lince ibérico y el leopardo persa demuestran que es posible.

La UICN fusionó el leopardo de Amur con la subespecie del norte de China, una decisión basada en análisis genéticos. El leopardo de Amur ha experimentado una recuperación espectacular. La protección del hábitat y la reintroducción de ciervos y jabalíes sacaron a este felino del borde de la extinción.

Related posts

Contaminación Minera: ¿Qué es y Cómo evitarla?

Maco

Tacna: humedales de Ite albergan a más de 150 especies de aves

Colombia aprueba el primer piloto de ‘fracking’ en medio de un agitado debate entre petroleros, académicos y ambientalistas

Maco

Leave a Comment