Mudo Social – Noticias del Perú
Opinión

Antonio Castillo: ” Por sus obras los conoceréis”

Si la mutilada JNJ ha logrado reunir los votos para la destitución de Patricia Benavides (lo que hasta ayer parecía imposible), es porque, evidentemente, la carga probatoria ha sido contundente para acreditar los cargos de obstrucción a las investigaciones a su hermana Emma Benavides (también destituida), quien se encuentra sujeta al fuero penal por haber liberado narcotraficantes internacionales y de alto vuelo a cambio de coimas que se contaban por miles de dólares.
Para quienes piensan con la cabeza de la corrupción y sostienen que Patricia Benavides “ha sido víctima de una confabulación caviar”, deben saber que la magnitud y contundencia de la carga probatoria ha sido tal que ha logrado torcer el codo hasta la exministra aprista María Zavala y a Marco Falconí Picardo (puesto allí por el TC para salvar a Benavides), quienes también votaron a favor de la destitución.
Reconocimiento especial merece la magistrada Inés Tello de Ñeco (inhabilitada de manera infame por el Congreso por trabajar después de los 75 años), quien dejó realizada una rigurosa investigación y sólida ponencia, que María Zavala se vio obligada a hacerla suya y sustentarla ante el pleno de la JNJ.
Sin embargo, dado que los cargos atribuidos a Patricia Benavides también constituyen delito y vinculados al narcotráfico por la hermana, a lo que se suman los propios de peculado y cohecho, que han merecido una reciente acusación constitucional ante el Congreso de la República por parte del actual Fiscal de la Nación, Juan Carlos Villena, es dicho poder del Estado el que deberá determinar en los próximos días, vía el antejuicio político respectivo (art. 100 de la Constitución Política), el desafuero de Benavides y el debido sometimiento a la justicia penal.
La obstrucción a las investigaciones de liberación de narcotraficantes realizada por Patricia Benavides no son agua de malva y debe ser tomadas como grave indicio del poder del narcotráfico en el Estado, por lo que habrá que estar atentos y observar si, con el mismo celo con que inhabilitaron a Inés Tello de Ñeco por una cuestión de interpretación de derecho administrativo laboral, los “padres de la patria” votan ahora por el desafuero de Benavides. Hay observar también qué congresistas son los que votarán a favor y quienes optan por blindarla, aquí no hay casualidades. “Por sus obras los conoceréis” (Mateo 7,15-20).

Related posts

LOS 100 DIAS DEL SR. CASTILLO

Maco

Volkswagen se topa con la muralla china: sus ventas de eléctricos se frenan en el gigante asiático

Maco

Rubén Coa Aguilar: Caos y desborde popular

Maco

Leave a Comment