Mudo Social – Noticias del Perú
Tecnologia

Los ChatGPT chinos llevan a las tecnológicas a una guerra de precios: qué hay detrás de los descuentos del 99%

ChatGPT es el modelo de lenguaje más famoso, pero no el único. Las grandes tecnológicas chinas, como Alibaba, Baidu y ByteDance, tienen sus propios asistentes con inteligencia artificial (IA) y están en plena guerra de precios para captar usuarios. Parece que sus ambiciones no tienen límites, ya que las rebajas que han ofrecido a las empresas para que las escojan han llegado al 99%. Estas compañías quieren asegurarse los clientes en el negocio en auge de la IA. No solo por su crecimiento en sí mismo, sino por los ingresos que puede generar para otros servicios de estas compañías, como la nube.

Las firmas chinas están tirando los precios. Es su agresiva estrategia para ganar cuota de mercado. Alibaba ha rebajado el precio a los clientes corporativos de Tongyi, su ChatGPT, un 97%. ByteDance ha llevado a cabo rebajas del 99% en sus modelos de lenguaje en relación a la media que se cobra en la industria y Baidu, directamente, ha empezado a ofrecerlo gratis a las empresas. Estas herramientas fijan un precio por token (la unidad de medida), algo similar a establecer un precio por palabra procesada, aunque los tokens pueden ser más pequeños, como sílabas o signos de puntuación. En inglés, cada uno de ellos equivale a cuatro caracteres. Por ejemplo, Alibaba ha pasado de cobrar 0,02 yuanes por cada 1.000 tokens a 0,0005 yuanes.

“Los modelos de lenguaje IA se han convertido en el último campo de batalla entre los grandes competidores chinos”, señala Luca Menozzi, analista de Julius Baer. Según las últimas cifras de la propia empresa, Tongyi de Alibaba cuenta con 90.000 clientes corporativos. Ernie, que es el asistente de Baidu, lo han contratado 85.000 compañías. ByteDance no ha desglosado las cifras de Doubao, su versión de ChatGPT.

En China, los reguladores tienen que aprobar los modelos de lenguajes de estas compañías y, de momento, hay entorno a 40 autorizados. Este número refleja que hay competencia en el mercado, que seguirá creciendo a medida que las autoridades sigan revisando y aprobando más propuestas. ByteDance o Baidu consiguieron el visto bueno el verano pasado, por lo que estos productos llevan poco tiempo en el mercado.

Los asistentes IA son los últimos protagonistas de la guerra de precios entre grandes tecnológicas chinas, ya que anteriormente estas han lanzado agresivos descuentos en otras categorías, como los servicios de computación. Aunque esta rivalidad puede ser buena en el corto plazo para el usuario final, supone un riesgo para los márgenes de las compañías a largo plazo, si mantienen estas prácticas en el tiempo, ya que la infraestructura necesaria para estos servicios implica una enorme inversión, matiza Menozzi.

Pero este no es el único riesgo, ya que la popularidad de la IA puede acabar convirtiendo esta en un producto básico, lo que dejaría poco espacio para hacer descuentos de tal envergadura. “Existe el riesgo de que los grandes modelos de lenguaje se conviertan en materias primas, dejando a los desarrolladores con poca capacidad de fijación de precios”, explica el mismo analista.

Más allá de esta práctica concreta para atraer clientes, lo que realmente buscan los gigantes chinos es posicionarse en IA y todo lo que ello implica. Además de que es un negocio en auge, este engorda otros de los servicios clave de las tecnológicas, como la nube.

Lo explicaba el propio consejero delegado de Alibaba, Eddie Wu, en la última presentación de resultados de la compañía. “Hemos visto un rápido aumento de la demanda de IA entre nuestros clientes desde que empezó 2024. Esto también ha estimulado la demanda en servicios de nube más tradicionales, como la computación general, el almacenamiento y el big data. Por eso, estamos invirtiendo activamente en todos nuestros productos de nube y, especialmente, en infraestructura IA. Queremos captar las inmensas opertunidades que ello ofrece”, afirmaba.

Además, Wu detallaba que los ingresos procedentes de la IA están creciendo a triple dígito en el trimestre en curso. Si uno de sus clientes, por ejemplo Xiaomi, contrata su modelo de lenguaje, es muy posible -sino seguro- que, en el corto plazo, esta tenga que contratar más capacidad de nube. Pero la estrategia de Alibaba también es la contraria, ofrecer a los corporativos Tongyi y que, después, estos contraten su nube.

Baidu va por la misma línea. Su consejero delegado, Robin Li, también dijo durante la última presentación de resultados que la IA era lo que había impulsado los ingresos de la división de nube en su conjunto. Explicaba que la compañía estaba dirigiendo sus esfuerzos en desarrollar Ernie, ya que creen que estas herramientas van a acabar totalmente integradas en la vida de las personas. “Eso debería proporcionar a Baidu aún mayores oportunidades en el futuro”, anticipaba.

ByteDance, la matriz de Tiktok, es una compañía privada, por lo que no se conocen tantos detalles sobre la estrategia de la compañía, ni sus intenciones. En todo caso, todas están compitiendo por conquistar a los clientes corporativos con sus modelos de lenguaje y también por hacerse con el favor de los particulares.

Related posts

Qué son el galio y el germanio, los metales con los que China contraataca en su guerra de los microchips contra Occidente

Andres Vanegas

Cómo será la misión de Perseverance, el robot explorador de la NASA que buscará señales de vida en Marte

Maco

Qué es la tecnología Li-Fi y por qué pretende reemplazar al Wi-Fi

Andres Vanegas

Leave a Comment