Mudo Social – Noticias del Perú
Economía

El ‘informe Letta’ reclama una “estrategia industrial competitiva” para hacer frente a EEUU y China

Energía, telecomunicaciones y mercados financieros. Son los tres sectores que el informe elaborado por el exprimer ministro italiano, Enrico Letta, identifica como los estratégicos para los próximos años para Europa. Su análisis, centrado en el mercado único, tiene la vista puesta en construir una estrategia con la que impulsar la competitividad de la UE. Porque “el riesgo de desindustrialización en el continente no es irreversible”. Y ante tal tesitura, el italiano ha abogado por impulsar una “estrategia industrial competitiva”, en la que incluye fórmulas como un código europeo de legislación empresarial, un sistema de contribución de ayudas de los Estados miembro o la simplificación del marco regulatorio.

“La energía, las telecomunicaciones y los mercados financieros están en el corazón de mi reflexión desde el principio”, ha explicado el exprimer ministro italiano durante la presentación de un informe que considera estos tres sectores como pilares de la próxima agenda estratégica de la UE. Ante la fuerte competencia mundial, el bloque “debe redoblar sus esfuerzos para desarrollar una estrategia industrial competitiva capaz de contrarrestar los instrumentos adoptados recientemente por otras potencias mundiales, como la Ley de Reducción de la Inflación estadounidense”, explica Letta en su informe.

El informe propone avanzar en la unión de mercado de capitales o un mecanismo de contribución de ayudas de Estado de los países de la UE como fórmulas para impulsar la competitividad. “Para aliviar la tensión entre los nuevos planteamientos industriales y el marco del mercado único, la estrategia industrial de la UE debe adoptar un enfoque más europeo. El mencionado mecanismo de contribución de las ayudas estatales es un primer paso en esta dirección y, a largo plazo, podría sentar las bases para iniciar una oleada de inversiones públicas genuinamente europeas”, subraya Letta en su informe.

Pero la verdadera cuestión para la UE radica en la inversión. Hay varios factores que han propiciado una pérdida de competitividad de la economía del bloque, que se enfrenta a una competencia pujante en un contexto geopolítico muy diferente al que vio nacer al mercado único. El documento evidencia el desvío anual de unos 300.000 millones de euros de los ahorros de las familias europeas de los mercados de la UE al extranjero, principalmente a la economía estadounidense.

“No es que la economía estadounidense tenga un tamaño mayor que la nuestra, pero si ellos lo están haciendo mejor que nosotros, quizás es que estamos haciendo algo mal”, ha aseverado el italiano. Puso sobre la mesa el presidente del Consejo de la UE, Charles Michel, como la fragmentación del mercado único impulsa a las empresas europeas a buscar capital más allá de las fronteras comunitarias.

El informe, que ha sido elaborado tras más de 400 reuniones durante ocho meses en todos los Estados miembro, considera que una integración real del mercado único constituirá un punto de inflexión para el bloque, tanto para movilizar los ahorros de los europeos, como para asegurar la continuidad de las transiciones verde digital y garantizar que la financiación necesaria está disponible.

De hecho, la financiación es precisamente una de las piedras angulares de la estrategia de competitividad que el bloque intenta delinear de cara al próximo ciclo legislativo, de 2025 a 2029. Las necesidades de financiación para las transiciones verde y digital, a la que ahora se suma defensa, ascienden a unos 500.000 millones de euros anuales, según estimaciones del exprimer ministro italiano, Mario Draghi, a quien Bruselas también encomendó un informe sobre la competitividad de la UE que no verá la luz hasta junio.

Se trata de encontrar un equilibrio entre financiación privada y pública, explicaron fuentes comunitarias a este medio. Pero el debate empieza a tomar forma entre los líderes comunitarios. Para hacer frente a las necesidades de financiación del bloque de los próximos años, Letta sugiere avanzar en la unión de mercado de capitales, como una forma de impulsar la inversión privada en la economía real.

El documento también se refiere a la creación de un mecanismo de contribución a nivel europeo en el que los Estados miembro hagan sus aportaciones con ayudas de Estado, una medida que busca evitar la fragmentación que generaría el diferente músculo fiscal con el que cuenta cada Estado miembro. El Banco Europeo de Inversiones está llamado a tener un papel más relevante, especialmente, en el sector de defensa.

Además, se ha abierto el debate de una nueva emisión de deuda, que no convence a países frugales como Alemania o Países Bajos. Y el documento evidencia el desafío al que se enfrentan las pequeñas y medianas empresas, no solo por las escasas oportunidades para captar inversión y escalar sus negocios sino para impulsar su papel en el ámbito de la innovación, uno de los puntos en los que la UE quiere intentar coger fuerza para competir con EEUU y China.

Sobre todo, el informe evidencia el “fuerte compromiso político para potenciar un nuevo Mercado Único”. Este nuevo marco, según explica, debe ser capaz de “establecer una política industrial europea dinámica y eficaz. Para alcanzar estos ambiciosos objetivos, necesitamos velocidad, necesitamos escala y, sobre todo, necesitamos recursos financieros suficientes”.

El informe de Letta en cierta manera engorda la larga lista de documentos que han sido preparados en los últimos años para avanzar en la integración del mercado único. Uno de los más conocidos, sobre una nueva estrategia para el mercado único, elaborado por el profesor Mario Monti. Preguntado sobre los múltiples informes elaborados hasta la fecha que no han llegado a tener traslación real, Letta se ha mostrado en la trascendencia de su documento al considerar que “esta es la última ventana de oportunidad” para la UE. “Ahora es el momento de actuar” para que el bloque no se quede rezagado ante Estados Unidos y China, ha considerado.

El de Letta no será el único informe que delinee la estrategia de competitividad de la UE. En junio el exprimer ministro italiano, Mario Draghi, presentará su informe sobre la competitividad del bloque, a encargo de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Un documento que busca poner el foco en la política industrial de la UE que le confiera autonomía estratégica. Una política industria que elimine dependencias de terceros países como fue la del gas natural de Rusia, la de la fotovoltaica de China o, el próximo paso, reducir dependencias del 78% de suministro de sector de defensa de Estados Unidos.

Related posts

Aerolínea Jetsmart inicia venta en Perú de vuelos locales desde 10 soles

Maco

Los procesos electorales del 2024: su impacto en la economía global y nacional

Maco

La subida del petróleo no cambia la opinión del BCE sobre la inflación: Villeroy

Andres Vanegas

Leave a Comment