Mudo Social – Noticias del Perú
Política

Jorge Barata: “Ese dinero fue para la campaña de la señora Keiko Fujimori”

Si la Fiscalía no logra que el exrepresentante de Odebrecht brinde su testimonio ante el tribunal del caso Cócteles, cuenta con declaraciones respaldadas judicialmente del empresario brasileño. Este afirmó en su momento que era él quien decidía a qué candidato la constructora aportaba dinero y en qué cantidad. Esto se evidenció con el aporte de US$1 millón en efectivo que él mismo entregó a la campaña de Keiko Fujimori.

Si es que Jorge Barata no asiste a las audiencias del Caso Cócteles, sus anteriores declaraciones judicializadas serán presentadas como evidencia.

Si eventualmente no es posible que Jorge Barata se presente a rendir declaraciones en las audiencias del caso Cócteles, la Fiscalía ha previsto la difusión de los testimonios incriminatorios del exrepresentante de Odebrecht en el Perú, contenidos en documentos, audios y videos judicializados. Entre las piezas más importantes se cuenta el interrogatorio que respondió Barata el 28 de febrero de 2018, en el que participaron los abogados de Keiko Fujimori y Fuerza Popular, fiscales brasileños y el fiscal José Domingo Pérez. En este episodio Jorge Barata reconoce que la suma de US$1 millón que Odebrecht entregó a los representantes de Keiko Fujimori, Jaime Yoshiyama Tanaka y Augusto Bedoya Cámere, salieron del llamado Departamento de Operaciones Estructuradas, el fondo de dinero ilícito que la constructora brasileña usaba para financiar sus actividades criminales.

Barata no solo hizo un relato detallado sobre sus actividades en el Perú cuando trabajó para Odebrecht sino también con precisión responde las preguntas relacionadas con las circunstancias en las que hizo donaciones de dinero de origen ilícito, para el financiamiento de campañas presidenciales, con el propósito de obtener posteriores beneficios en caso el candidato ganaba las elecciones. Las entregas de dinero a los partidos políticos y aspirantes a la presidencia o no responden a la buena voluntad del entonces presidente de la constructora, Marcelo Odebrecht. Era parte de una estrategia para asegurarse la asignación de los millonarios proyectos de infraestructura, un esquema de corrupción replicado en varios países, una práctica ilícita que la empresa admitió haber consumado durante años. La República tuvo acceso al mencionado documento y presenta algunos extractos editados para su mejor comprensión.

Keiko Fujimori: la hora de la decisión

Jorge Barata, quien residió en el Perú entre 1997 a 2016, mencionó que estuvo en contacto con el exsecretario general y jefe de campaña de Keiko Fujimori en 2011, Jaime Yoshiyama Tanaka, a quien conocía desde la época en que este fue ministro y legislador del régimen de Alberto Fujimori. Por intermedio de Yoshiyama Barata hizo la donación del dinero ilícito a la campaña de Keiko Fujimori, procedente del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht. El brasileño no le dio el dinero a Keiko Fujimori, pero ella conocía de los aportes. Así lo dijo Barata:

“Nosotros nunca le entregamos dinero a la señora Keiko Fujimori. Ni nunca hablamos con la señora Keiko Fujimori de ninguna entrega en específico. Hicimos los aportes al partido Fuerza Popular (entonces Fuerza 2011), y la persona que representaba al partido era el señor Jaime Yoshiyama. Conversamos con él, hicimos los aportes. Al inicio aportamos 500.000 (dólares), en la campaña de 2011. Ese dinero fue entregado en la calle Octavio Espinoza 220, San Isidro. (…) Y, después, justamente por haber apoyado al candidato Ollanta Humala, ¿no?, me sentí en la obligación de aumentar e, incluso por sugerencia, en una conversación con Marcelo (Odebrecht), me dijo: ‘Si te sientes mal por haber apoyado a Ollanta, aumenta la participación de nuestra contribución a Keiko Fujimori’. Entonces, aumentamos 500.000 (dólares) más. (…) Fueron 500.000 (dólares), exactamente a mediados de 2010, cuando inicia la campaña política, ¿no? (…) Después de octubre, noviembre de 2010, por ahí, no se exactamente la fecha, acordamos que íbamos a dar 500 (mil dólares) más para la segunda vuelta. Y se dieron 500 más para la segunda vuelta. Aquella segunda parte de 500 fue entregada una parte, en nuestra oficina, al señor Bedoya, Pancho Bedoya. No sé si es Paco o Pancho. (…) Es el señor Bedoya, que también era del partido y trabajaba dentro del partido. (La Fiscalía sostiene que se trata de Augusto Bedoya Cámere)”.

En el mismo interrogatorio, Jorge Barata hizo algunas precisiones sobre cómo el dinero llegó directamente a la campaña de Keiko Fujimori. Explicó que las negociaciones fueron con Jaime Yoshiyama Tanaka. Como lo ha mencionado en sus declaraciones ante la Fiscalía, el empresario Jorge Yoshiyama Sasaki, sobrino de Jaime Yoshiyama, dijo que su tío le entregó dinero en efectivo para que lo depositara a las cuentas de la campaña de Keiko Fujimori mediante falsos aportantes. En efecto, Jorge Yoshiyama cumplió con el cargo, configurándose el delito de lavado de activos, de acuerdo con la acusación de la Fiscalía. Pero Jorge Yoshiyama confesó mucho más a la Fiscalía. Si bien Keiko Fujimori no recibió el dinero de manos de Jorge Barata, sí sabía perfectamente de los aportes de Odebrecht: “En la segunda mitad del año 2015, me enteré de toda la verdad completa durante una visita familiar. (…) Tanto Jaime Yoshiyama como Keiko Fujimori sabían que sí había dinero donado por la empresa Odebrecht a Fuerza 2011 (hoy Fuerza Popular) para la campaña electoral”, dijo Jorge Yoshiyama.

Hasta el día de hoy la defensa de Keiko Fujimori y Fuerza Popular niega haber recibido un solo dólar de Odebrecht.

 La versión oficial de las declaraciones de Barata, en caso no se presente en las audiencias.

La versión oficial de las declaraciones de Barata, en caso no se presente en las audiencias.

Keiko Fujimori: la entrega de dinero

Jorge Barata, quien decidía a quién suministrar el dinero ilícito de Odebrecht, narró otra historia:

“Ese dinero (US$1 millón) (fue) para la campaña. Es decir, para la campaña del partido, para la campaña de la señora Keiko Fujimori. Es decir, nosotros no sabemos exactamente cómo fue distribuido. Fue entregado al partido. Teníamos entendido que el señor Yoshiyama era el líder del partido político, el jefe de campaña, ¿no? Y fue con él que nos comunicamos durante ese periodo. (…) -Pregunta: ¿Usted en algún momento conversó sobre esos pagos con la señora Keiko? -No. Conversé con ella en algunas ocasiones, pero nunca conversamos sobre esos pagos. (…) Yo hice personalmente esas entregas, no fueron hechas por terceros. (…) Es el señor Yoshiyama quien era responsable en esa época de la campaña del partido”.

Keiko Fujimori: apostando a ganador

Marcelo Odebrecht tuvo participación directa en la decisión de otorgarle US$1 millón a la candidata Keiko Fujimori, conforme a lo relatado por Jorge Barata. Aunque en principio la decisión de los brasileños fue financiar a Ollanta Humala. En realidad, el aporte ilícito de Keiko Fujimori se hizo ante la eventualidad que ganara la competencia. Odebrecht apostaba a lo seguro.

Así lo dijo Jorge Barata:

“Durante la conversación sobre el aporte de 3 millones (de dólares) a Humala, manifesté que estaba completamente fuera de contexto en comparación con el volumen de recursos que estaban entregándose a las otras campañas políticas, incluso de la candidata favorita o con mayores posibilidades de ganar las elecciones, que era la señora Keiko. Al mostrar mi incomodidad por esa desproporción y que estábamos haciendo una apuesta, a mi parecer equivocada, Marcelo (Odebrecht) sugirió que aumentara la participación de Keiko para tratar, un poco, de equilibrar esa posición, ¿no? . (…) Yo era quien definía cuáles eran las contribuciones a campañas y los montos. Yo preparaba un correo electrónico, enviaba ese correo electrónico a Brasil, al señor Mameri (exdirector de Odebrecht para América Latina Luiz Antonio Mameri, exjefe de Barata). Y el señor Mameri lo autorizaba, y luego ingresaba al sistema de operaciones estructuradas, que ponía a disposición los recursos (el dinero sucio)”.

No se trataba de un regalo de dinero. Odebrecht pretendía influir en los gobiernos de los candidatos a los que financió.

 Los dos receptores del dinero ilícito de Odebrecht identificados por Barata, Jaime Yoshiyama (izquierda) y Augusto Bedoya (derecha), hombres de confianza de Keiko Fujimori.

Los dos receptores del dinero ilícito de Odebrecht identificados por Barata, Jaime Yoshiyama (izquierda) y Augusto Bedoya (derecha), hombres de confianza de Keiko Fujimori.

Lo expresó de esta manera Jorge Barata:

“El aporte que hacíamos a la campaña fue hecho, primero, porque, según nuestro entendimiento, era el papel que tenían las empresas que participaban en el país. Segundo, porque eso, de cierta forma, permitía darnos espacios y oportunidades para tener las puertas abiertas y tener un diálogo más fluido con el gobierno de turno, ¿ok?, y ese era el objetivo de dichos aportes. (…) Lo que queríamos tener era un tratamiento diferenciado, queríamos ser recibidos por los gobiernos, queríamos tener la posibilidad, ¿correcto?, de participar en los proyectos. Queríamos ser queridos por los gobiernos de turno”.

SERVICIO DE MALETAS

En todo momento, el exrepresentante de Odebrecht en el Perú dejó establecido que el US$1 millón entregó a la campaña de Keiko Fujimori se origina en fondos ilícitos:

“El dinero venía de alguna forma de nuestro Departamento de Operaciones Estructuradas. Pero, exactamente, de dónde y de qué empresas, yo no sabría decirlo. Pero imagino que eran empresas offshore”.

Incluso Barata relató cómo fue entregado el dinero en efectivo. De la misma manera que hicieron aportes clandestinos el empresario Juan Rassmuss Echecopar y el banquero

Dionisio Romero Paoletti, con la evidente finalidad de evitar el rastreo, la fiscalización, el registro. Así lo dijo:

“Esos dólares eran entregados en el Perú, en nuestra oficina, en una maleta con dinero, ¿ok? El procedimiento específico para que ese dinero estuviera disponible, no tengo conocimiento. Eso era hecho por el Departamento de Operaciones Estructuradas. Calculo que era hecho a través de algún ‘doleiro’ (cambista en el Perú). (…) Me llamaban y decían: ‘Mira, tal día voy a tener tanto disponible y una persona lo entregará en tu oficina, que estaba en (la avenida) Víctor Andrés Belaunde, en San Isidro’”.

 Jorge Yoshiyama confirmó a la fiscalía que su tío Jaime Yoshiyama y Keiko Fujimori sabían de los aportes clandestinos de Odebrecht.

Jorge Yoshiyama confirmó a la fiscalía que su tío Jaime Yoshiyama y Keiko Fujimori sabían de los aportes clandestinos de Odebrecht.

En un momento, el fiscal José Domingo Pérez preguntó a Jorge Barata si estaba informado si Keiko Fujimori estaba informada de los aportes clandestinos de Odebrecht. Barata no lo negó.

Pérez: “Keiko Fujimori Higuchi tenía conocimiento que su empresa realizaba donaciones?”.

Barata: “Imagino que sí”.

Luego habló a fondo sobre los aportes de los empresarios. Admitió que todos estaban al tanto.

“Yo nunca le dije a ningún empresario que yo daba aportes de campaña, ni cuánto aportaba a la campaña. Pero era algo que todos los empresarios sabían, ¿no? Que las empresas aportan a las campañas. No era algo que se dijera, no era algo que se conversara, pero era algo sabido”.

En la parte final, para disipar dudas, el fiscal Pérez insistió en preguntarle sobre el dinero de Odebrecht para la campaña de Keiko Fujimori:

“La primera entrega (US$500.000 fue) al partido de la señora Keiko Fujimori. Yo había conversado con el partido por intermedio de la persona de (Jaime) Yoshiyama. Tuvimos varias conversaciones y en esas surgió la decisión de aportar a la campaña. Y cuando tenía los recursos disponibles, le avisé y fui a hacerle la (primera) entrega”.

LO NIEGA TODO

“Mi actitud como siempre es dar la cara, por eso estamos acá. Este proceso nos va a permitir demostrar que no hay evidencia ni pruebas que corroboren que hay lavado de activos”, dijo Keiko Fujimori sobre el caso. Insiste en que no recibió financiamiento de Odebrecht.

“Lo único que hay es la declaración de Barata. Marcelo Odebrecht, dice que no sabe de esa cuestión. La declaración de Barata es sumamente contradictoria y deficiente”, ha declarado la abogada defensora Giuliana Loza.

Fuente: La República

Related posts

Pedro Barreto: “El Perú necesita tener paz y tranquilidad, pero con justicia y sin impunidad”

Maco

Mesías Guevara: “algunos congresistas de AP se han desviado de los lineamientos”

Maco

Transparencia tras amenazas de muerte contra titular del JNE: “Se debe sancionar a responsables”

Maco

Leave a Comment