Mudo Social – Noticias del Perú
Política

Testigo entregó pruebas de los US$7.1 millones que le dio a Keiko Fujimori

Fueron 63 entregas entre 2010 y 2016, en billetes de US$100, en paquetes de US$200.000, US$150.000 y US$100.000. Los exesposos Keiko Fujimori y Mark Villanella nunca declararon los US$210.000 que retiraron personalmente de la empresa Sudamericana de Fibras. Supuestamente, el dinero era para financiar las campañas de la excandidata presidencial, pero se desconoce el destino final.

En la evidencia documental entregada por Enrique Gubbins se acredita que Keiko Fujimori y Mark Villanella recibieron US$210.000 clandestinamente

Los excónyuges Keiko Fujimori y Mark Vito Villanella expresaron durante la presentación del caso Cócteles que los peritajes contables aplicados a su patrimonio demuestran que no existe desbalance patrimonial, por lo que no cometieron el delito de lavado de activos. El empresario Enrique Gubbins Bovet proporcionó abundante información documental a la fiscalía que contradice la versión de los exesposos.

Como resultado de un acuerdo secreto entre el empresario Juan Rassmuss Echecopar, en el que también tuvo participación su sobrino Enrique Gubbins Bovet, ambos hicieron 63 entregas de dinero directamente a Keiko Fujimori, su exesposo Mark Vito o a personas de su entorno designadas por ella misma, por un total de US$7.110.000, en el periodo comprendido entre 2010 y 2016.

De ese total, 21 entregas fueron de US$50.000; 15 de US$150.000; 13 de US$200.000; 4 de US$80.000; 3 de US$100.000; 3 de US$60.000; 2 de US$65.000; y 2 de US$40.000.

De acuerdo con la información suministrada por Gubbins, en todos los casos proporcionó el dinero en efectivo y en billetes de US$100.

El empresario Enrique Gubbins Bovet es testigo clave de la fiscalía en el Caso Cócteles. Foto: difusión

El empresario Enrique Gubbins Bovet es testigo clave de la fiscalía en el Caso Cócteles. Foto: difusión

Billete por billete

Todos los fujimoristas que llegaron hasta las oficinas de la empresa Sudamericana de Fibras (SDF), en la avenida Néstor Gambetta 6815, Callao, para retirar los paquetes con el efectivo, fueron registrados por el personal de confianza de Juan Rassmuss y su sobrino Enrique Gubbins. Entre ellos aparece la propia Keiko Fujimori, quien el 20 de febrero de 2013 llegó acompañada de su exjefe de campaña Jaime Yoshiyama Tanaka. Se llevó US$50.000. Y el 10 y el 12 de diciembre de 2015 le tocó el turno a Mark Vito Villanella, quien en cada oportunidad retiró US$80.000.

Keiko Fujimori y Mark Villanella nunca declararon como patrimonio los US$210.000 que recibieron de Juan Rassmuss y su sobrino Enrique Gubbins, por lo que ningún peritaje pudo haber detectado ni el origen ni el destino de ese monto que corresponde a los US$7.110.000 que en total recibió Keiko Fujimori supuestamente para financiar sus campañas presidenciales de 2011 y 2016.

Keiko Fujimori y Mark Villanella aparecen en la lista que Gubbins proporcionó a la fiscalía sobre distribución de dinero de origen ilícito. Crédito: La República.

Keiko Fujimori y Mark Villanella aparecen en la lista que Gubbins proporcionó a la fiscalía sobre distribución de dinero de origen ilícito. Crédito: La República.

 Keiko Fujimori y Mark Villanella aparecen en la lista que Gubbins proporcionó a la fiscalía sobre distribución de dinero de origen ilícito. Crédito: La República.

Keiko Fujimori y Mark Villanella aparecen en la lista que Gubbins proporcionó a la fiscalía sobre distribución de dinero de origen ilícito. Crédito: La República.

En una declaración escrita dirigida a la fiscalía, adjuntando la documentación que respalda sus afirmaciones, Enrique Gubbins señaló que luego de la muerte de su tío Juan Rassmuss, el 26 de marzo de 2016, Keiko Fujimori continuó recibiendo remesas. En efecto, entre el 10 y el 25 de mayo de ese año, Enrique Gubbins le entregó 6 paquetes de US$150.000 en cada oportunidad. Y una vez, el 30 de mayo, US$150.000. Esto es, US$1.000.000.

Quiere decir que en vida, Juan Rassmuss proporcionó casi la totalidad (86%) de lo que recibió Keiko Fujimori (US$7.110.000). De acuerdo con los registros, el mismo Rassmuss le dio en su oficina US$50.000, el 20 de febrero de 2013.

Hasta el último voucher

Entre los documentos claves proporcionados por el empresario Enrique Gubbins a la fiscalía, se encuentran las cartas de extracción que Sudamericana de Fibras dirigió al Scotiabank para que retirara de su cuenta en dicho banco y se los remitiera a la empresa en efectivo en billetes de US$100.000 por intermedio de vehículos de seguridad de la compañía Hermes. También suministró los comprobantes de Scotiabank de los montos requeridos por Sudamericana de Fibras, así como el registro de Hermes de la entrega de las sumas a la empresa de Rassmuss

Esta información documental permite comprobar que el dinero proveniente de estas operaciones luego fue transferido en efectivo a Keiko Fujimori, Mark Villanella y otros acarreadores de dinero. De esta manera, la fiscalía pudo establecer una línea de tiempo entre las fechas en que el dinero salido del Scotiabank llegaba a la empresa Sudamericana de Fibras y las fechas en que los montos fueron entregados.

Fallecido Juan Rassmuss, su sobrino Enrique Gubbins le siguió dando dinero a Keiko Fujimori: US$1.000.000 en 7 armadas. Foto: La República

Fallecido Juan Rassmuss, su sobrino Enrique Gubbins le siguió dando dinero a Keiko Fujimori: US$1.000.000 en 7 armadas. Foto: La República

Por ejemplo, el 18 de febrero de 2013, Sudamericana de Fibras solicitó la extracción de US$50.000, que luego fueron adjudicados a Keiko Fujimori el 20 de febrero de 2013. Los US$160.000 que recogió Mark Villanella en dos partes, el 10 y 12 de noviembre de 2013, salieron de la cuenta de Sudamericana de Fibras en el Scotiabank, el 9 de noviembre de ese año.

Todo está completamente documentado.

En todo momento el empresario Enrique Gubbins Bovet se refiere a que el destino de los US$7.110.000 que se retiraron de la empresa de su tío fueron al “proyecto político de la señora Keiko Fujimori”. Por lo que no existe ninguna duda sobre la finalidad de las 63 entregas de efectivo que hicieron Juan Rassmuss y su sobrino.

Además, Enrique Gubbins proporcionó el listado de las personas a las que debía abonar los diferentes montos requeridos, de acuerdo con lo que había acordado en los encuentros con Keiko Fujimori y Jaime Yoshiyama. “Sí, yo participé en varias reuniones promovidas por el señor Juan Rassmuss con la señora Keiko Fujimori, las mismas que se realizaron en las oficinas de Sudamericana de Fibras, en la avenida Néstor Gambetta 6815, en el Callao, y otras llevadas a cabo en la casa del señor Jaime Yoshiyama Tanaka, ubicada en Camacho, La Molina”.

Acarradeores identificados

Conforme a lo señalado por Gubbins, entre las personas asignadas para retirar el dinero se encontraban Augusto Bedoya Cámere, Jaime Yoshiyama Tanaka, Jorge Yoshiyama Sasaki, Víctor Shiguiyama Kobashigawa, todos integrantes del entorno íntimo de Keiko Fujimori. Y hay otros más plenamente identificados.

La fiscalía postula el presunto origen ilícito del dinero que Juan Rassmuss proporcionó al “proyecto político de la señora Keiko Fujimori”, porque durante los interrogatorios, ejecutivos y funcionarios de Sudamericana de Fibras, estos informaron que con una sola llamada telefónica de Rassmuss se disponía del dinero de la empresa, que luego terminaba en manos de la excandidata presidencial. En este caso, se configuraría el delito de fraude en la administración de personas jurídicas.

Fuente: La República

Related posts

Congreso busca modificar procedimiento de selección de candidatos a comicios: ¿qué cambios proponen?

Maco

Gremios empresariales y sindicatos rechazan paquetazo de leyes que busca aprobar el Congreso

Maco

Zoraida Ávalos revela que JNJ investiga a Patricia Benavides por irregularidades en su tesis

Maco

Leave a Comment